Materiales y tejidos sostenibles

¡Hoy si que sí! Post entero de opciones de tejidos y materiales sostenibles. Hemos clasificado algunos y os explicamos cómo escogemos y trabajamos nosotros, pero el tema de sostenibilidad es distinta para cada empresa y cada producto por lo que hay mil opciones de trabajar. Os dejamos distintas opciones.

Según nuestro criterio, podríamos dividirlos en: orgánicos, reciclado y nuevos tejidos.

TEJIDOS ORGÁNICOS:

Los tejidos orgánicos suelen ser de origen vegetal ya que son cultivos libres de químicos, pesticidas, fertilizantes y en los que se prohíbe el uso de semillas transgénicas y el consumo de agua es muy controlado. Podemos encontrar todo tipo de fibras de origen vegetal: algodón orgánico, lino orgánico, cáñamo orgánico, bambú orgánico… son los más utilizados y son los que en Wearth nos decantamos más. En especial utilizamos algodón orgánico certificado GOTS procedente de Turquía (país con una mayor regulación y más estricto en cuanto al cultivo ecológico) y lino orgánico 100% certificado GOTS cultivado y tejido en Europa.

Son dos tejidos que por sus características (color natural, caída, estructura, temporalidad) dan mil opciones a la hora de diseñar y crear una bonita, cómoda y fresca colección de verano.

Nos aseguramos de su trazabilidad y su certificación comprando a proveedores europeos y de total confianza.

También existe la lana orgánica y otros materiales de origen animal que aunque proceda de un ser vivo, se certifica que lo que come el animal es de cultivo ecológico.

En resumen, son materiales de cultivo ecológico que se producen desde cero, pero minimizando los impactos medioambientales y en muchas ocasiones sociales, y conservando las propiedades y la calidad de éstos.

TEJIDOS RECICLADOS:

Otra muy buena opción a la hora de escoger materiales, pues estás apostando por transformar un tejido, una prenda ya existente u otros objetos existentes en un nuevo material, es decir no partes de materia primera, sino de material de post-consumo.

Por eso creemos que es una muy buena opción, ya que no estás produciendo nada de cero sino que coges algo ya existente y lo transformas. De hecho hay muy buenas campañas e iniciativas en torno a esto, como una pionera en España, que mediante una red de pescadores empezó a realizar sus prendas de polyester reciclado procedente de fibra hecha de botellas de plástico recogidas del mar Mediterráneo.

Hay mil opciones, tanto en tejido como en hilo, desde polyester reciclado, algodón reciclado, cashmere reciclado, poliamida reciclada, lana reciclada… todo lo que os podáis imaginar, cada materia proviene de distinta materia primera y tiene sus procesos propios.

PERO aquí ( y por supuesto es opinión propia) tenemos varios peros.

  • Poliéster reciclado y poliamida reciclada ¿ Sí o no?
    Se puede sacar de botellas de plástico PET, y no hace falta introducir nuevo material y el proceso es menos costoso a nivel de energía, comparado con el polyester virgen. Y realmente es una muy buena opción porqué a nivel técnico hay prendas que por funcionalidad necesitan ciertas características que las fibras naturales no pueden ofrecer de momento.

Pero en este caso ( y en los materiales reciclados los cuales es a base de petróleo/plástico), debemos hablar de los MICROPLÁSTICOS, no sólo a la hora de reciclar sino en todos los productos que son de plástico que muchos los tenemos en casa. Os dejo un enlace de interés para quién quiera averiguar más, porqué de verdad que es un problema.

https://www.productordesostenibilidad.es/2021/04/ropa-de-plastico-no-es-la-solucion/
  • Algodón reciclado, lana reciclada, Cashmere reciclado… Fibras naturales de origen vegetal o animal recicladas.

Cuando reciclas este tipo de materiales (depende de la fábrica e hilatura por supuesto), a veces hay que poner una parte de material nuevo o bien se mezcla en la composición con otras fibras nuevas ( tencel o lana u otros). En el caso del algodón reciclado, usualmente también se le pone algodón nuevo para mejorar la calidad de la fibra y del hilo. Mayor longitud, por tanto mejor calidad y durabilidad y menos peeling (bolitas, para entendernos 🙂

Es decir, claro que se puede hacer un hilo, tejido sólo de reciclado, pero éste al haber sido triturado previamente y la longitud de la fibra ser menor, será un poco de menos calidad, hilo más grueso y de fibra más corta. Aun así siempre hay que mirar para qué lo necesitas porqué quizás para el uso que tú lo necesitas sea ideal.

NUEVOS TEJIDOS SOSTENIBLES:

Cada año se celebran ferias de tejidos: la innovación y la sostenibilidad son conceptos que desde hace unos pocos años a ahora no pueden faltar y cada vez ganan más espacio de exposición. Premiére Vision, Pitti Imagine, Index, Momad, Future Fabric Expo… Son escenarios dónde poder ver estos nuevos tejidos.

Tmabién C.L.A.S.S y Offset Warehouse, el primero como incubadora y biblioteca de tejidos sostenibles y el segundo como tienda online, ofrecen la opción de pedir muestras a domicilio de tejidos a base de banana, proteína de leche, de piel de piña, de algas…

Algunos tejidos, como los siguientes, de sobras los conoceréis:

  • TENCEL/ LYOCELL: Es más que conocido y no es una novedad, lo ponemos en nuevo, porqué realmente no es un material orgánico ni sintético ni reciclado. El Tencel (marca registrada) o Lyocell ( es lo mismo, nombre genérico) es un material parecido a la viscosa o rayón con su misma caída y propiedades similares.

Sigue el mismo proceso que la viscosa es decir, proviene de una fibra de celulosa desarrollada al disolver pulpa de madera que proviene de plantaciones de eucaliptos gestionadas de manera sostenible. Muy buena opción como material sostenible, en especial para pantalón, camisería, vestidos y todas aquellas prendas que quieras con caída.

  • SEACELL: fibra de lyocell mezclada con algas marinas. Es decir fibra celulósica procedente de madera certificada y algas marinas.
  • VISCOSA ECOVERO: La versión sostenible de la viscosa. Para quién no lo sepa, cómo decíamos arriba, la viscosa es un material de base celulósica (sin llegar a ser considerada fibra vegetal, porqué es transformada) derivada de la pulpa de la madera y se produce a partir de un proceso químico, no muy respetuoso con el medio ambiente ni se controlaba la tala de árboles.

Pero como resultado se obtenía un tejido fresco, con mucha caída y muy suave, de alternativa a las fibras naturales y muy fácil y bonito de utilizar.

Pero por fin crearon ECOVERO, también propiedad de Lenzing, que es producida solo a través de madera procedente de bosques certificados y controlados, con un uso mucho más bajo de energía fósil y agua que la viscosa convencional.

Y…Ahora sí, los nuevos y más innovadores:

  • Piñatex: o cuero de piña. Es la alternativa al cuero más popular del mercado. Las fibras de la piel de piña se extraen naturalmente, se secan al sol y luego se combinan con una mezcla a base de maíz que da por resultado una alternativa buenísima a la piel, grandes diseñadores ya llevan años usándolo.
  • Microsilk: tejido similar a la seda hecho a base de telas de araña. El problema de la seda convencional ( no la seda salvaje) es que de manera convencional y no controlada, usa una gran cantidad de agua en su fabricación y se crían y se matan gusanos de seda sólo para obtener los capullos lo más intactos posible. Por ello Microsilk y algunas de las siguientes opciones son una muy buena opción al tejido de seda convencional. Ésta está desarrollada por Bolt Threads, que a través de la ingeniería bio-genética, fermenta la levadura de las telas de araña    con agua y azúcar y obtiene grandes cantidades de proteína de seda. La seda cruda líquida se hila en fibras y luego se teje
  • Orange silk: desarrollada por Orange Fiber, aprovecha las toneladas de subproductos cítricos que se desperdician cada año en Italia, para en un modo similar a la anterior, extraer la celulosa cítrica de las cáscaras y las convierte en fibra.
  • S.Cafe: fibra desarrollada en Taiwan por Yingtex, que usa los desperdicios del café junto con botellas de plástico para crear esta fibra.
  • Q milk: a base de la proteína de la leche, también de los desperdicios de esta industria, se modifica hasta conseguir una fibra natural, compostable y suave similar a la seda.

Como véis, las posibilidades son infinitas y sólo hemos nombrado los más usuales.  Todos los materiales tienen sus pros y sus contras. Por lo que el mejor consejo es: escoged en base a vuestras preocupaciones en términos de sostenibilidad y las características que necesitéis del tejido, siempre teniendo en cuenta target y temporalidad del producto.

En Wearth nos sentimos más cómodos usando materiales orgánicos, de proximidad y en composiciones 100% para hacer nuestras colecciones.

Esperamos que os haya servido de ayuda y estad atentos al próximo post 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba